34 años con Philips: un corazón completamente azul

"Por qué me he quedado toda mi vida en Philips? Porque tecnología e innovación son dos cosas que me llenan mucho." 


Gustavo es ecuatoriano, y a lo largo de sus 34 años de carrera en Philips, se ha mudado junto a su familia, a varios países de Latinoamérica. Él ha dedicado toda su vida laboral a Philips.
Es ingeniero electrónico, y dentro de Philips ha tenido la dicha de desempeñar distintos roles en diferentes departamentos de la empresa, pero siempre con la presencia de algunos elementos constantes, que son, entre otras cosas, lo que le llevaron a quedarse en Philips hasta hoy en día. 

 

Entre estos elementos, están la tecnología y la innovación. Gustavo garantiza que, si amas estar rodeado por cambios y vanguardia, estás en el lugar perfecto. En ningún momento vas a estar aburrido o desmotivado, porque siempre hay novedades, y nunca en todos estos años Philips se ha quedado atrás en este sentido.


Pero hay algo más que ha inspirado a Gustavo en el trayecto de su carrera en esta empresa, y son los valores de Philips: los valores que una empresa representa siempre tienen que ser compartidos por sus empleados, para que se sientan cómodos y a gusto trabajando allí. Esto es lo que a Gustavo le motiva a permanecer en Philips, y enfrentar cada día nuevos desafíos.

 

Además del crecimiento profesional, Philips ha tenido un rol muy importante en el desarrollo personal de Gustavo, y no sólo de él sino también de su familia. Juntos se mudaron a varios países, tuvieron la oportunidad de conocer nuevas sociedades, nuevas culturas y sin duda eso hace que las personas crezcan, sean diferentes.
Actualmente Gustavo es Director de la Unidad de Resonancia Magnética para Latinoamérica. Con Philips ha llegado a hacer muchas cosas, se ha compenetrado tanto que podría afirmar sin duda alguna que hoy su corazón es completamente azul.